Patrocinadores

Conejos en adopción

¡Ayúdanos!


 Nuestra cuenta de PayPal es:
contabilidad@anacweb.es



Se trata varias enfermedades más o menos relacionadas, con unas causas circunscritas y comunes a todas ellas, pero que provocan cuadros patológicos diferentes y, además, favorecidos y desencadenados por factores externos (polvo, temperatura…).
Gérmenes implicados entre otros son:

  • Pasteurella multocida se aísla de la flora habitual en la mucosa de la nariz de conejos adultos y desarrollará enfermedad siempre que existan factores que lo predispongan
  • Pasteurella haemolitica
  • Bordetella bronchiseptica bronchiseptica necesita de un proceso infeccioso previo que facilite su aparición.
  • Staphylococcus aureus
  • Pseudomonas spp
  • Nocardia
  • Haemophilus influenzae
  • Yersinia spp
  • Klebsiellae
Los germenes mas importantes implicados son las Pasteurellas (multocida y  haemolítica, de mayor importancia la primera), la Bordetella y el Staphylococcus aureus.

También  existen una serie de factores que lo predisponen como estrés, corrientes de aire, cambios bruscos de temperatura o excesiva temperatura, deficiencias nutricionales, edad, tratamiento prolongado con corticoides  y/o antibióticos….
El número de cuadros a encontrar es bastante variado y se basan en la localización que haya tomado el germen en cada problema, o lo que es lo mismo, el tropismo o la tendencia a infectar determinados órganos o regiones. El proceso, generalmente, comienza con la infección de las vías respiratorias altas (rinitis) como consecuencia de la presencia de gérmenes patógenos y a las condiciones ambientales favorecedoras. Los primeros síntomas de la rinitis son los estornudos repetidos, la mucosidad nasal y el pañuelo (pelo aglomerado al limpiarse la nariz con las patas) en la cara interna de las patas delanteras. Si las condiciones que desarrollaron el problema se mantienen y no se pone remedio, el cuadro se va complicando y agravando progresivamente.
La pasteurella puede acceder al saco conjuntival a través del conducto nasolacrimal, produciendo una conjuntivitis, generalmente unilateral. Asimismo, puede llegar al oído a través de la trompa de Eustaquio, provocando una otitis media con alteración del equilibrio (cuello torcido); si se agrava mas en este punto, la infección puede alcanzar el cerebro, generando una meningoencefalitis purulenta.

Los gérmenes patógenos también pueden diseminarse por vía sanguínea (bacteriemia) alcanzando órganos distantes tales como la glándula mamaria (y provocar mamitis), útero (metritis), tejido subcutáneo (absceso), Peritoneo (peritonitis), o bien producir una multiplicación y dispersión generalizada de los gérmenes por todos los órganos con aparición de septicemia hemorrágica y muerte fulminante.

Otra vía de diseminación es a través de tráquea y bronquios, llegando a pulmones y provocando cuadros más o menos graves dc neumonía, pleuritis y pericarditis.

Este cuadro neumónico es quizás el agravamiento más frecuente del problema respiratorio. Al llegar los gérmenes al pulmón e localizan y extienden primeramente a través de las regiones craneoventrales (lóbulos apicales y cardíacos). Este cuadro se denomina neumonía enzotica.

Se presentan zonas rojizas, deprimidas y aumentadas de consistencia. Alrededor de estas partes neumónicas podemos encontrar áreas más claras de lo normal y principalmente, son zonas que intentan compensar las zonas neumónicas y se trata de enfisema pulmonar.
Este proceso es bastante agudo y muy típico de gazapos de engorde. Produce mortalidad y retraso del crecimiento. 
 estornudos, toses, descarga ocular y nasal, producción excesiva de saliva y secundariamente dermatitis húmeda en región del rostro y bajo el cuello. Hasta aquí el tratamiento es eficaz, sino se agravará o cronificará y sin tratamiento se extenderá en proceso por tráquea, neumonía, anorexia, letargia y deshidratación además de la sintomatología anterior. Temperatura elevada y a la auscultación estertores bronquiales, silbidos y otros ruidos respiratorios. Puede que se extienda a otros sistemas agravando el estado general del animal.
Para el diagnóstico nos tenemos que fijar en la sintomatología y como pruebas complementarias RX y antibiograma y/o identificación para obtener la terapia más adecuada en cada caso.
El tratamiento suele ser Enrofloxacina o Doxiciclina
En ambos casos un mínimo de 7dias prolongándose si fuera preciso siempre y cuando no aparezcan síntomas secundarios al tratamiento como diarreas, que se pueden corregir con Lactobacillus. En casos más graves se recomienda la administración de fluidoterapia, mucolíticos y broncodilatadores (BISOLVÓN) e incluso diuréticos de presentarse edema. 
Compartir: