Conejos en adopción

¡Ayúdanos!


 Nuestra cuenta de PayPal es:
contabilidad@anacweb.es




Patrocinadores

Actualmente, podemos adquirir piensos en prácticamente cualquier sitio, tiendas de animales, supermercados… Están siempre disponibles y se conservan durante mucho tiempo y resultan muy prácticos. Pero, ¿son todos los piensos que hay en el mercado tan sanos y recomendables para nuestros conejos como dicen ser?

¿Dónde lo compro?

Normalmente, para conseguir un pienso de buena calidad tendrás que recurrir a comprar a tiendas online o clínicas veterinarias. En las tiendas físicas de animales suele ser más complicado ya que la clientela tiende a buscar productos más baratos aunque no sean tan buenos.

Lamentablemente, hay algunos piensos de mala calidad que son un verdadero problema para el mantenimiento del conejo doméstico. Los piensos fueron formulados para acelerar el crecimiento de conejos productores de carne y piel, y para conejos de laboratorio. El problema viene cuando tenemos un conejo doméstico por lo general castrado, y que a veces no puede hacer todo el ejercicio que necesita. Muchas dietas granuladas contienen heno, alfalfa, granos, y otras sustancias nutritivas añadidas, todo ello comprimido.

Algunos fabricantes de piensos han sido sensibles a las necesidades del conejo de casa y producen alimentos más altos en fibra y con menos calorías. Por desgracia otros fabricantes han decidido añadir toda clase de ingredientes nada aconsejables para nuestros amigos, como semillas, granos, suplementos vitamínicos y minerales, aditivos.... sin el conocimiento suficiente de las consecuencias que pueden tener. A pesar de todo, debemos tener en cuenta que el pienso no es en absoluto el alimento principal del conejo.

¿Cómo diferenciar un pienso de buena calidad?

Si no quieres dejar de ofrecerle pienso a tu conejo, deberás tener en cuenta lo siguiente: un buen pienso tiene como alimento principal heno, hierbas y plantas.

 Fibra bruta: mayor de 20%

Proteína Bruta: 12-14%

Grasas: 1-2%

Calcio: 0,6%

No obstante, que los porcentajes sean correctos no implica que el pienso es bueno. Fíjate bien en los ingredientes, y no te dejes engañar por envoltorios bonitos y frases publicitarias.

Ingredientes

En la lista de ingredientes, estos aparecen en orden descendente respecto a su cantidad. Por lo tanto, si en primer lugar aparecen cereales, significa que estos son los que están en mayor proporción en el pienso.

Los trocitos de colores que hay en el pienso no siempre es verdura, a veces no es más que masa de harina teñida, es decir, nada recomendable. Si le damos pienso mixto (pellet y “colorines”), los conejos se comen todo lo que engorda y dejan de lado lo que realmente tiene algo de aportación nutritiva, que son los pellets. Los piensos compuestos evitan este problema ya que todos los pellets contienen la misma mezcla, pero hay que fijarse bien en la lista de ingredientes. Lo ideal es usar el pienso solamente como complemento alimenticio y no como alimento único (heno > alimento fresco > pienso)

A los conejos les encantan los cereales, el maíz, los frutos secos, el azúcar y las mezclas, pero estos productos son muy ricos en calorías y además les pueden producir problemas intestinales y dentales. Además, estos alimentos harán que se sientan saciados muy rápidamente y entonces apenas coma heno, que es fundamental para su digestión.

 

Compartir: