Conejos en adopción

¡Ayúdanos!


 Nuestra cuenta de PayPal es:
contabilidad@anacweb.es




Patrocinadores

Los conejos son animales gregarios, es decir, que viven en comunidades o grupos. Por tanto, por instinto buscan y necesitan la compañía de otro de su misma especie. 

Por lo general, son territoriales y viven según un estricto orden jerárquico, por lo tanto, no se te ocurra colocar por las buenas un conejo en el recinto en el que viven otros conejos.

ANTES DE SOCIALIZAR, ES IMPORTANTE QUE LOS CONEJOS…

  • Se encuentren en condiciones óptimas de salud. Se recomienda que previamente hayan acudido a una revisión veterinaria para garantizarlo.
  • Estén tranquilos.
  • Imprescindible que ambos estén esterilizados. Esto reducirá el estrés que provoca la monta o el celo que obstaculizarían el proceso. Para conocer más sobre la esterilización pulsa sobre este link.
  • Sería conveniente que ambos conejos sean adultos y de tamaño similar.
  • En todo el proceso es importante la paciencia ya que a veces puede resultar un proceso largo, complicado y muy estresante.
  • La combinación más exitosa es la pareja de macho y hembra (evidentemente ambos castrados). Si sigues los pasos para socializar al pie de la letra, probablemente no tendrás problemas.
  • Dos adultos del mismo sexo: Es una combinación arriesgada, no significa que sea imposible, pero ten en cuenta que es posible que la socialización se alargue e incluso que nunca llegue a funcionar, pues entre machos y entre hembras las peleas suelen ser más fuertes de lo normal, y son muy dominantes entre sí, les cuesta más aceptar a otro de su mismo sexo. Si tu caso es uno de estos, asegúrate todavía más de que ambos estén esterilizados.
  • Si quieres socializar un adulto con un gazapo, ten en cuenta que el ataque del adulto puede costarle la vida al gazapo. No es la mejor idea. Si tienes posibilidad, espera a que sea mayor y esté castrado.
  • Dos gazapos suelen aceptarse bien. Pero eso sí, mucho cuidado con el sexo de cada uno, ya que los machos, por ejemplo, suelen alcanzar la madurez sexual antes que las hembras (a los 3-4 meses) y puedes llegar a encontrar alguna sorpresa. Por esto, es recomendable separarles por completo a partir de los 2 meses más o menos, hasta que el macho pueda ser castrado, y no volver a juntarles (haciendo socialización) hasta pasado al menos un mes de la operación.
  • Otra opción recomendable son los tríos o grupos. En el caso de fallecimiento de un miembro, los otros podrán apoyarse y consolarse entre ellos. A menudo es más sencilla la socialización de grupos que de parejas. Cuanto mayor sea el número de individuos, mayor será la dificultad. También dependerá de las personalidades de cada uno de ellos.

EL PROCESO DE SOCIALIZACIÓN

MÉTODO 1

-Se debe elegir una zona neutral, que ninguno de los individuos haya estado antes y no reconozca como suya. No es buena idea socializar a dos conejos en la casa del “antiguo”, pues este tenderá a defender su territorio y es más que probable que peleen muy fuerte. El hecho de que el primer encuentro tenga lugar en un entorno que los conejos no conozcan hará que no detecten ese espacio como “suyo” y estén algo más distraídos. El lugar debe ser amplio para que puedan correr y huir, pero no tan inmensamente amplio como para que se ignoren. Ten en cuenta también que en este lugar tendrán que estar alrededor de unos 5 días antes de pasar al lugar definitivo en el que vivirán. Aunque al segundo día veas que la relación es buena, pasarles de lugar demasiado pronto puede dar lugar a peleas, ya que la relación no es aún lo suficientemente estable.

Si no dispones de un sitio que tu conejo no conozca, elige un lugar de la casa y con desinfectarlo y cambiar unos cuantos muebles de sitio para despistar debería bastar.

-Acondicionamiento y enriquecimiento ambiental para distraer la atención del conejo. Proporciónales varios lugares para esconderse, como casetas, túneles, juguetes o cajas de cartón. Estos lugares han de tener siempre entrada y salida, no queremos que ninguno de los dos se quede dentro arrinconado por el otro y no tenga escapatoria.

Pon una bandeja grande de ensalada, henera, algunas golosinas esparcidas por el suelo… Ten cuidado con el bol del agua, en el primer encuentro es posible que corran y el cuenco acabe de sombrero, y toda el agua esparcida por el suelo. Si puedes evitarla durante el primer asalto, mejor. Con la ensalada estarán hidratados.

Con esto, el espacio de socialización está listo.

Trucos que suelen ayudar justo antes de empezar a socializar:

Poner a los 2 conejos en el mismo trasportín y darles un miniviaje en coche. Un par de curvas y badenes harán que los lazos se estrechen un poco. No tengas miedo porque estén en el mismo trasportín sin conocerse, en esta situación es difícil que se peleen, además no tienen espacio. Si no tienes coche, puedes hacer lo mismo, pero dando una vuelta por casa o los alrededores de la calle.

Al llegar a casa, coloca el trasportín en el lugar para socializar y abre la puerta. Y hasta aquí tu intervención. Deja que ellos solos salgan. Déjales hacer. No tienes que intervenir ni separarles para absolutamente nada salvo que haya una pelea muy fuerte.

COMPORTAMIENTOS QUE PODEMOS PERCIBIR.

  • Se acicalan entre ellos, se huelen y agachan la cabeza para recibir besos.
  • Se huelen y se pasan por alto. Se distraen y no toman importancia al nuevo individuo.
  • Se montan. Es su manera de dominar al otro.
  • Lo más normal en una socialización es que haya carreras, que vuelen pelos y que se persigan, tienen que decidir quién será el dominante y quién el sumiso. Son conejos, no animales de peluche. No te desmoralices si ves que pelean. Es un trámite que tienes que pasar obligatoriamente, y con el paso de los días debería ir a mejor.
  • *Son actitudes normales. No debemos separarles a no ser que haya una herida grave con sangre.

HERRAMIENTAS DE AYUDA

  • Un spray de agua. En caso de que haya pelea, el spray les desorienta y pararán a limpiarse.
  • Escoba. En caso de pelea, NO meter la mano. Resulta útil tener a mano una escoba para poder separarles.
  • Caricias. Si los dos individuos toleran las caricias del humano puede resultar placentero y beneficioso.
  • Toallitas de bebé. Se les puede limpiar con toallitas para que así no se huelan como desconocidos.

Importante: No debes separarles por unas carreras o porque vuelen pelos. No debes separarles cuando te vayas a dormir, ni porque vas a salir un rato de casa. Teniendo en cuenta esto, procura planear la socialización en un momento en el que más tiempo vayas a estar en casa, un fin de semana, un puente, vacaciones...

Debes estar cerca para vigilar que las peleas no sean excesivamente violentas, que uno de los animales no esté muy muy estresado llegando incluso a no comer. Revísales más tarde para ver que no se hayan hecho ninguna herida importante.

Posibles consecuencias no preocupantes pero a tener en cuenta son diarreas, a veces surgen debido al estrés que la socialización les causa, o la pérdida de los buenos hábitos higiénicos, ya que al establecer la jerarquía los conejos tienden a marcar su territorio. Más adelante se normalizará.

MÉTODO 2.

Este método se puede realizar cuando no disponemos de espacio. A veces las personas prefieren hacerlo de esta manera porque es más gradual y les parece menos estresante, no obstante, al ser una socialización en la cual se les junta un ratito cada día, al final el trámite se alarga mucho más que con el método 1.

  1.  Separamos el espacio por medio de una valla para que se vean y se huelan.
  2. Intercambiamos los conejos de espacio para que reconozcan el olor del otro. Es recomendable que cada día esté un individuo en cada zona.
  3. Observamos el comportamiento de los conejos a través de la valla durante varios días. En caso de que no muestren signos de agresividad o empiecen a buscarse a través de la valla, puede indicar que el momento de socialización está cerca.
  4. Abrimos la valla durante un rato e intentamos socializar en un lugar neutral (apróximadamente media hora). Observamos el comportamiento.
  5. Repetimos durante varios días, bajo vigilancia hasta que se toleren.
  6. Debemos ir aumentando el tiempo progresivamente al ver sus avances hasta que toleren estar todo el día juntos.
Compartir: